Flora y fauna, montaña y océano, desierto florido y bosques australes. La caída de una cascada, el crujir de los hielos eternos al desprenderse unos de otros. El ritmo de las herraduras golpeando las piedras del suelo campestre. Habitamos un ecosistema único, extenso, hermoso. Chile es un país con una esencia natural que invita a reflexionar a quienes lo habitan y a quienes que lo visitan,

impactando con su belleza prácticamente virgen e invitando a involucrarse y convertirse en un componente más de este equilibrio inexplicable. Como Gnomo, queremos despertar esa esencialmente aventurera que todos los seres humanos tenemos dentro, respetando y cuidando lo que nos rodea, reconstituyendo un lazo entre la naturaleza y el hombre que jamás debió romperse.

Este lazo representa nuestro pensamiento, la
unión del humano con la naturaleza para complementarse mutuamente y ser parte de lo mismo. Con la integración de diseño, simpleza y funcionalidad buscamos restaurar la relación básica de la cual nacimos. Habitar la naturaleza como seres naturales.